NO AL DESPOJO DE HERNANDO MANUEL CANCHILA RAMOS!

Dirigido a: Corte Constitucional , Unidad de Restitucion de Tierras, Defensoria del Pueblo.

 

LA HISTORIA DEL MUERTO VIVO

 

Hernando Manuel Canchila Ramos, campesino de Mundo Nuevo, en el año 1991 le compro al señor Manuel Calixto Jaramillo la parcela 63 (12 Hz) del sector la Fe de Mundo Nuevo, Córdoba.

Hernando Manuel asumió la deuda adquirida con el Incora y le entregó Cuatrocientos Mil Pesos ($400.000), dinero en efectivo al vendedor, según lo establecido en el acuerdo de pago, porque el señor Manuel Calixto Jaramillo, deseaba irse con una vecina a vivir a Sincelejo. Transacción que fue debidamente autorizada por el INCORA y en consecuencia presentaba la legalidad requerida.

 

Sin_título1.jpg

Como lo recuerda Hernando y su familia, al igual que la comunidad, el predio motivo de reclamación se encontraba en condiciones paupérrimas, sin desarrollo y dejado todo al olvido. Su familia y el repotenciaron esta parcela.

 

 

El Señor Canchila cuenta que desde hace 26 años vive con su familia en su parcela que adquirió honradamente, donde siembra maíz, plátano y arroz, y donde su esposa cría gallinas y cerdos para su diario vivir. Manuel Calixto Jaramillo se fue a vivir a Sincelejo con su compañera.

En el año 1993 para poder cancelar la deuda que aún conservaba Hernando Canchila con el INCORA, tuvo que vender 7 hectáreas de las 12 hectáreas que poseía.

Desde al año 2014 esta parcela es reclamada con mentiras y falsedades. La anterior compañera del señor Jaramillo, Elizabeth Pacheco hoy es reclamante ante la Unidad de Restitución, quien declaró que el señor Hernando Canchila en el año 1997 entró armado con 4 hombres y desapareció a su compañero (el vendedor- Manuel Calixto Jaramillo), desconociendo el negocio jurídico válido que se había efectuado. También miente diciendo que ella dejo 4 vacas, 8 caballos, 10 gallinas, y la casa llena de arroz.

Como todas las cosas absurdas que enmarcan estos procesos de restitución de tierras, no se verificó por parte de la Unidad si existía o no acta de defunción o denuncia por desaparecimiento del señor Manuel Calixto Jaramillo, requisito mínimo para comprobar el dicho de la reclamante.

 

CALIXTO_MANUEL.jpg 

Hernando Canchila en su lucha contra esta infamia orquestada por la Unidad de Restitución, que no verificó la veracidad del testimonio de la reclamante, encontró al señor Manuel Calixto Jaramillo en el Barrio Uribe Uribe de Sincelejo el 12 de mayo de 2015, dejando constancia fotográfica ante la misma Unidad.

 

 

El señor Jaramillo hizo una declaración extra juicio manifestando las condiciones de la venta y que jamás hubo presión, ni fuerza por parte del señor Hernando Canchila en el negocio jurídico efectuado. El señor nunca ha estado desaparecido, nunca fue desplazado. El día del juicio, Canchila llevo 3 testigos, que declararon a favor del legítimo propietario.

Elizabeth Pacheco ya fue denunciada por falso testimonio, fraude procesal y calumnia.  Es una aberración que la Unidad haya presentado esta demanda sin hacer las verificaciones mínimas pertinentes.  Pero lo más vergonzosoes que se preste la institucionalidad para acabar con la honra y el buen nombre de un campesino de bien al que se le sindicó de haber cometido uno de los peores actos contra la humanidad, la desaparición forzada.

 

CANCHILA_-_PARCELA1.jpg

El 3 de noviembre se produce sentencia con la cual se restituye a favor de Elizabeth Pacheco avalando todas las mentiras que dijo ante el Tribunal, y aunque se reconoce a Hernando Canchila como segundo ocupante lo despojan de su legítimo derecho y del trabajo  más de 25 años poniendo en riesgo la subsistencia de su familia y en especial de su hijo discapacitado.

 

 

El día 6 de Marzo  se fijó por parte del Juzgado de Tierras como fecha para el desalojo sin que se procediera antes a dar cumplimiento a la misma sentencia en la que se deben proteger los derechos del señor Canchila y su familia como segundo ocupante. Esto amenaza su mínimo vital pues toda esta familia depende del producido de esta parcela.

 

El argumento de la Reclamante es tan absurdo como la actuación de la Unidad, quien a pesar de la prueba reina de la vida del señor Calixto Jaramillo, omite este “detalle” para despojar a como dé lugar.

 

¿Quién repara estos hechos?¿Dónde queda la responsabilidad de estos funcionarios que propiciaron y han sido cómplices de la afrenta contra este campesino?

NO AL DESPOJO DE HERNANDO MANUEL CANCHILA RAMOS!

 

 

 

 

 


Restitucion sin Despojo    Contactar con el autor de la petición

Firmar esta petición

Al firmar, autorizo a Restitucion sin Despojo a entregar mi firma a quienes tengan poder de decisión sobre este tema.


O

Recibirá un mensaje de correo electrónico con un enlace para confirmar su firma. Para asegurarse de que recibe nuestros correos electrónicos, añada info@peticiones.co a su libreta de direcciones o a la lista de remitentes seguros.

Publicidad de pago

Haremos difusión de esta petición a 3000 personas.

Más información...